lunes, 31 de octubre de 2011

Homenaje a los 12 desaparecidos en la Iglesia de la Santa Cruz



Los rostros de la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor, y las monjas francesas, son parte de las fotografías impregnadas en la memoria que se desplegaron en la Iglesia de la Santa Cruz en un recordatorio a las doce personas secuestradas por la última dictadura militar en 1977.

El cura párroco, Carlos Saraceni, llevó a cabo una misa en homenaje a las víctimas, justo tres días después del fallo que condenó por crímenes de lesa humanidad a los represores que procedieron en el centro clandestino de la ESMA. 

“El fallo de la Justicia del último miércoles es un salto colectivo hacia la verdad, hemos ganado en humanidad” consideró el sacerdote en una parte del emotivo discurso ante la mirada de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida. 

Entre el jueves 8 y el sábado 10 de diciembre de 1977, un grupo de militares bajo el mando del condenado a cadena perpetua Alfredo Astiz secuestró a 12 personas vinculadas a las Madres de Plaza de Mayo en la Iglesia Santa Cruz, donde solían reunirse.