jueves, 10 de noviembre de 2011

"JUDAS" CLETO BOBOS, TE QUEDAN 30 DIAS PARA QUE TE VAYAS TRAIDOR!!!






“tenemos un vicepresidente ocupa”
CFK








El inútil más útil 

El Voto No Positivo 

"Mi voto no es positivo", será recordada como la frase que hizo famoso, de la noche a la mañana, a un señor que, siendo vicepresidente argentino, desempató una votación que tenía lugar en el Senado de la Nación. El tema que se debatía (fueron 18 horas de discusión) y que se votó esa madrugada era el índice de retenciones aplicadas a las exportaciones agropecuarias. Dicho proyecto de ley era impulsado por el gobierno del cual Cobos forma (¿o formaba?) parte. Vale aclarar tres puntos: el primero es que, previamente, Cobos había anunciado estar de acuerdo con el proyecto. La segunda aclaración, que no por ser segunda es menos importante, es que los números posteriores han revelado algo más que contundente: de haberse aprobado la ley, el beneficio para pequeños y medianos productores hubiera sido considerablemente mayor. El tercer punto, que considero el más importante: Cobos, al no ser senador por ninguna provincia, participó de la sesión como representante de la posición del poder ejecutivo, por lo que debió acompañar la moción del gobierno. Al no estar de acuerdo, podría haber renunciado, pero no, prefirió intervenir, tener sus minutos de fama como árbitro de la pulseada, faltando a las obligaciones de su cargo. 

Conspirador 

El Vicepresidente de la Nación Argentina, Julio César Cleto Cobos, a los tres meses de haber asumido sus funciones, el 10 de marzo de 2008 ya estaba conspirando contra el Gobierno Nacional y contra el Pueblo Argentino que lo votó para que acompañe el proceso llevado a cabo por la presidenta de la nación. Lo curioso es que quienes atacan al gobierno con el argumento de que no respeta las instituciones aplaudieron la actitud de Cobos, sin importarles que la misma dañe a la institucionalidad de una nación entera. 

Antecedentes 

No fue esa la primera traición de Cobos, que ya había hecho lo propio con Roberto Iglesias, el entonces gobernado radical de Mendoza. En aquellos tiempos Cobos formaba parte del gobierno de Iglesias, pero dejó de apoyarlo y se volvió Kirchnerista cuando Iglesias comenzó a perder popularidad. Y así fue que llegó Julio a ser electo gobernador de Mendoza, luego traicionó a su partido (la Unión Cívica Radical), para ser parte de la fórmula presidencial del Frente Para La Victoria en 2007. 

Oportunista 

Si hablamos de Julio Cesar Cleto Cobos, hablamos de alguien que por encima de todo puso sus intereses personales. Vio la oportunidad y la aprovechó, ese es su único mérito (suponiendo que eso realmente sea un mérito). 

Traidor 

Según la clásica definición de diccionario, traición es renegar con dichos o acciones (sean éstas voluntarias o involuntarias), un compromiso de lealtad hacia una idea, asociación, o grupo de pertenencia. 
La actitud de Cobos aplica perfectamente a esa definición, lo que lo convierte en un traidor. 

Opositor 

Faltando más de 3 años para cumplir con el mandato popular y sin siquiera ruborizarse un poco, Cobos pasó directamente a la oposición, armando un espacio propio para competir electoralmente contra su gobierno. 

Campaña 

Dicen que el mendocino cuando no corre, vuela. Es una linda metáfora, ya que sin dudas ha sido el primero en lanzarse a hacer campaña para las elecciones presidenciales de 2011. Pero tomando la frase de un modo más literal: 4.120.394 pesos es lo que el estado ha gastado en los vuelos personales y proselitistas de este señor (un vuelo cada cuatro días en el último año). Como funcionario de un gobierno, está todo dentro del marco de la ley, pero… como opositor que es, las utilizaciones de los bienes y recursos del estado para sus fines personales y políticos es, cuanto menos, éticamente condenable. 
Y a eso podemos sumarle la utilización de su despacho de funcionario para reunirse con las diferentes figuras del arco opositor para delinear estrategias para desestabilizar al gobierno de que forma parte. No parece ético, ¿no? 
El entramado político del arco opositor es complejo, intentan mostrarse como una unidad, una especie de paladines defensores de las injusticias K, pero a la vez cada uno juega su juego de cara al 2011 y por eso de a poco van revelando sus hondas miserias. Y en ese contexto es que incluso dentro de la Unión Cívica Radical se cuestiona, en voz baja, la continuidad de Cobos en su rol de vicepresidente-opositor. 
Cobos cuenta con el apoyo de los medios (sobre todo de los monopólicos), y esa es su mejor carta hasta ahora, ya que jamás propuso absolutamente nada. Por eso será cuestión de esperar y ver que suerte le depara finalmente a este hombre que, en materia de política, ya ha mostrado sus dos mejores virtudes: el oportunismo y la traición. 


Fuente: http://flores-negras.com.ar/