jueves, 6 de enero de 2011

Avanza la investigación por la esclavitud en San Pedro

EN UN CAMPO DE NIDERA

Avanza la investigación por la esclavitud en San Pedro

En declaraciones a Radio América, el fiscal de San Nicolás, Rubén Darío Giagnorio, sostuvo que a los responsables de reducir a la servidumbre a 130 trabajadores rurales, podría caberles “una pena de 3 a 15 años”. En tanto, el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, afirmó que las víctimas vivían en condiciones infrahumanas.
El fiscal de San Nicolás, Rubén Darío Giagnorio, señaló que podría caberle una pena de 3 a 15 años a los responsables de reducir a la servidumbre a 130 trabajadores en un campo de San Pedro. “Estaban trabajando en forma indigna, se encontraban como escondidas en una cañada detrás de un monte, dormían en cuchetas y tenían pasillitos en el medio para caminar, no tenían baños, duchas, no se cumplía con nada”, sostuvo en declaraciones aRadio América. 
“Si estaban contratados en blanco y aparentemente son reales, es una empresa que arrienda una estancia y les retenía los documentos a las personas. Suponemos que eso es un elemento de coacción”, subrayó el fiscal. “De acuerdo a nuestra investigación les cabría una pena de 3 a 15 años”, anticipó. 

El caso tomó estado público cuando Página/12 publicó una investigación el último domingo, en la que revela que el predio era explotado por la multinacional Nidera, una empresa líder en el mercado de semillas y uno de los mayores exportadores de oleaginosas del país. Las condiciones laborales que se encontraron tras una inspección que detectó el fiscal Giagnorio y realizó el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, que tiene poder de policía en estos casos, son impactantes. 

“Había una carpa al rayo del sol con 40 cuchetas y en lugar de sanitarios tenían pozos, no había electricidad ni matafuegos, el lugar de trabajo estaba a 10 Km. del camino mas cercano, no se les permitía salir y si salían eran castigados”, informó el ministro de trabajo de la provincia, Oscar Cuartango, en Radio América. 

“Estamos en forma permanente recibiendo denuncias y actuamos de oficio. Hay que diferenciar la registración laboral de lo que son las condiciones de trabajo, la empresa (Nidera) tiene plazos hasta hoy para acreditar que los trabajadores están registrados, pero esto no minimiza la gravedad del hecho por las condiciones infrahumanas en las que vivían”, advirtió Cuartango. Y anticipó que “hoy hay una audiencia para reclamar el pago de los salarios y el financiamiento del traslado de esta gente a sus provincias”, oriundos en su mayoría del norte argentino. 

En septiembre pasado, AFIP denunció a la empresa Nidera por una evasión fiscal millonaria, junto a otras grandes exportadoras como Bunge, Cargill, Molinos Ríos de La Plata.