viernes, 6 de mayo de 2011

Las mentiras de EE. UU. en torno al asesinato de Bin Laden

Daniel Paz & Rudy
Paul Craig Roberts, Traducción por Ivana Cardinale para el Correo del Orinoco
La historia del gobierno de EE.UU. sobre Bin Laden fue tan mal diseñada que no duró 48 horas antes de ser modificada de manera fundamental. Efectivamente, la nueva historia el martes del Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, tiene poco parecido con la historia original de domingo en la noche. El feroz tiroteo no ocurrió. Osama Bin Laden no se ocultó detrás de una mujer. De hecho, Bin Laden “no estaba armado".
La historia del tiroteo fue instantáneamente sospechosa pues ni un Seal tuvo un rasguño, a pesar de que estén en contra de Al Qaeda, descrito por el ex jefe del Pentágono Donald Rumsfeld como el grupo “más peligroso y mejor entrenado de salvajes asesinos sobre la faz de la tierra”.
Cada historia original ha sido cambiada. No fue la esposa de Bin Laden la que fue asesinada por las fuerzas especiales de la marina, fue la esposa de un asistente. No fue el hijo de Bin Laden, Khalid, el que asesinaron, fue el hijo Hamza.
Carney culpó el cambio de historia a la “niebla de la guerra”. Pero no hubo tiroteo, entonces ¿de dónde vino la niebla de la guerra?

La Casa Blanca también tuvo que abandonar la historia de que el presidente Obama y su equipo nacional de seguridad estaban observando con tensión cómo los eventos ocurrían en tiempo real (a pesar de que la Casa Blanca publicó fotos del equipo observando tensamente),  con la operación transmitida en la Casa Blanca por las cámaras en los cascos de los Seals. Si Omaba estaba observando el evento como si ocurrió, él habría notado, uno esperaría, de que no hubo tiroteo y, por lo tanto, no habría dicho al público que Bin laden fue asesinado en un tiroteo. Otra razón por la que la historia tuvo que ser abandonada es que si el evento fue filmado, cada agencia de noticias en el mundo estarían pidiendo el video, pero si el evento fue un teatro orquestado, no habrá video.
No se han suministrado explicaciones del por qué un Bin Laden desarmado, en la ausencia de un tiroteo, fue asesinado por los Seals con un tiro en la cabeza. Para aquellos que creen la historia del gobierno sobre que “Tenemos a Bin Laden”, la operación solo puede parecer como la operación más fallida de la historia. ¿Qué clase de incompetencia se requiere para innecesariamente y sin sentido asesinar al activo de inteligencia más valorado en el planeta?
Cuando una historia tan fundamental como la desaparición de Bin Laden no puede durar 48 horas sin reconocer las "discrepancias" que requieren alteraciones fundamentales para esta historia, hay motivos para sospechar, además de las sospechas que surgen de la ausencia de un cuerpo muerto, de la ausencia de cualquier evidencia, de que Bin Laden fue asesinado en el ataque o que incluso si un ataque se llevó a cabo. Todo el episodio podría ser solo otro evento como el del 4 de agosto de 1964, el evento del Golfo de Tonkin que nunca ocurrió pero logró lanzar una guerra abierta en contra de Vietnam del Norte a un costo enorme para los estadounidenses y vietnamitas, y enormes ingresos al complejo militar y de seguridad.
No hay duda que EE.UU. es suficientemente incompetente para tener que innecesariamente asesinar a Bin Laden en vez de capturarlo. Pero ¿quién puede creer que EE.UU. rápidamente desecharía la evidencia de que se había terminado con Bin Laden? La historia del gobierno no es creíble de que botó la prueba de su éxito en el océano, pero tiene algunas fotos que pueden ser publicadas, algún día.
Los gobiernos han sabido desde el principio de los tiempos que siempre se puede engañar a los ciudadanos jugando la carta del patriota. “Recuerden a Maine”, el “Golfo de Tonkin”, “las armas de destrucción masiva”, “el incendio de Reichstag”, los eventos ocurridos y las pruebas falsas son infinitas. Si los estadounidenses sabían los antecedentes, no serían tan crédulos. La pregunta real ante nosotros es: ¿Qué agenda o agendas están destinadas a fomentar con la "muerte de Bin Laden"?
Hay muchas respuestas a esta pregunta. Muchos han notado que Obama estaba enfrentando la reelección con bajos índices de aprobación. ¿Alguien está sorprendido que las encuestas del New York Times / CBS encuentran una fuerte alza en las cifras de la encuesta de Obama luego del ataque a Bin Laden? En total, 57% dijo que ahora aprueban el desempeño del presidente, frente al 46% del mes pasado.
Para la forma de pensar de Washington, un 24% de aumento en el índice de aprobación justifica un evento organizado.
Otra posibilidad es que Obama entendió que el déficit del presupuesto y el rescate del dólar del colapso requiere el fin de una guerra y ocupación en Afganistán muy costosa, y el desbordamiento de la guerra a Paquistán. Como el propósito de la guerra era agarrar a Bin Laden, el éxito en este objetivo le permite a EE.UU. retirarse sin pérdida de prestigio, por lo tanto haciendo posible reducir varios cientos de miles de millones de dólares del déficit del presupuesto de EE.UU. anualmente, una forma fácil para tener una mayor reducción de gastos.
Si esta es la agenda, entonces más poder para ella. Sin embargo, si esta era la agenda de Obama, el complejo militar/seguridad se movió rápidamente en su contra. El director de la CIA Leon Panetta, abrió la puerta a una bandera falsa para mantener la guerra declarando que Al Qaeda vengará el aseinato de Bin Laden. La Secretaria de Estado Hillary Clinton, declaró que el éxito del asesinato de Bin Laden justifica más guerra y más éxitos. 
La Seguridad Nacional declaró que la muerte de Bin Laden motivará a “violentos extremistas locales” a realizar ataques terroristas. “Violentos extremistas locales” es un término indefinido, pero este nuevo creado “coco” parece incluir a ambientalistas y manifestantes contra la guerra. Como el de “sospechoso”, que el término incluirá a cualquiera que el gobierno quiera agarrar.
Varias partes del gobierno rápidamente aprovecharon el éxito del asesinato de Bin Laden para defender y promover sus propias agendas, como la tortura. Se le informó a los estadounidenses que Bin Laden fue encontrado como resultado de información extraída por torturar a presos retenidos hace años en cárceles secretas de la CIA en el este de Europa.
Esta lista de posibles agendas y complemento en las agendas está lejos de estar completa, pero para aquellos capaces de escepticismo y pensamiento independiente, puede servir como un punto de partida. Las agendas detrás del teatro se revelarán mientras pasa el tiempo. Todo lo que usted debe hacer es poner atención y darse cuenta que la mayoría de lo que usted escucha en los medios de comunicación está diseñado para promover las agendas.