jueves, 1 de diciembre de 2011

"Una patota del PRO vino a pegarles a los docentes"

LOS PATOTEROS NO ERAMOS NOSOTROS!!!

Lo confirmó el secretario general de Ademys, Carlos Oroz, en diálogo con INFOnews. Además, adelantó que en caso de que se apruebue la modificación de designación de profesionales podrían realizarse  "más paros". Mirá el video de la agresión a maestros. 
El secretario general de la Asociación Docente Ademys, Carlos Oroz, aseguró aINFOnews que "una patota del PRO vino a pegarle a los docentes" en el marco de la manifestación que llevan a cabo en la legislatura a la espera de la votación por la modificación que propone el gobierno porteño de modificar el actual sistema de designación de docentes.

En ese sentido, Oroz contó cómo se originaron los incidentes: “Mientras realizamos una protesta pacífica, una patota del PRO empezó a pegarnos. Repudiamos esta actitud que poco tiene que ver con la democracia que dicen defender. Pedimos que los responsables paguen por esta situación violenta”, agregó.
El momento de la agresión a los docentes
Respecto de futura votación tras de un extenso debate que se extendió por varios meses, explicó que aún hay desconcierto sobre los resultados, aunque se mostró esperanzado en que “haya una inclinación hacia la democracia”. “No sabemos qué puede llegar a pasar pero confiamos en que los legisladores no votarán a favor”, agregó.
En ese orden, explicó que “en caso de que se aprueba estudiamos realizar un paro, aunque antes haremos una asamblea para realizar un balance de la situación. Pero no hay que adelantarse y aún resta esperar”, añadió.
Además, Oroz contó que “hay muchas escuelas que se comunicaron para colaborar con la causa y propusieron declarar persona no grata a los legisladores que voten y apoyen la norma”.
Respecto de los grandes disturbios que hubo, la legisladora macrista, Victoria Morales Gorleri, aseguró que hubo agresiones hacia legisladores y contó que ella fue víctima de “un golpe en el estómago”.
Sobre las acusaciones que vinculan a la patota con “la barra de Boca” respondió que desde su sector no mandaron “a nadie” y explicó que no sabía quiénes eran.
El proyecto de ley que impulsa el gobierno porteño pretende modificar el actual sistema de designación de docentes en las escuelas, que en la actualidad se implementa a través de Juntas de Clasificación, por otro en el que el Ejecutivo sea el que dé el puntaje necesario para que un docente pueda tomar un cargo.
El proyecto será tratado hoy en la Legislatura junto a una propuesta alternativa de Sergio Abrevaya de la Coalición Cívica, que propone mantener el actual sistema pero reducir la cantidad de juntas.
Los 17 sindicatos docentes manifestaron su rechazo a ambas iniciativas y reclaman que se consulte a los docentes a través de jornadas institucionales a efectuarse en diciembre, febrero y marzo del 2012, para que los maestros puedan ser escuchados.
"Pedimos que los responsables paguen por esta situación violenta”, aseguraron desde Ademys
El legislador Francisco Nenna, del Frente para la Victoria y ex titular de la UTE, dijo que los docentes "estamos de acuerdo en la implementación de un legajo único y la informatización del sistema pero no el corazón de este proyecto, que es el reemplazo de las Juntas por una Oficina Única a cargo del Ejecutivo porteño".
"Contra este proyecto se unieron todos los docentes de la ciudad que acompañaron masivamente en todas las movilizaciones, por lo que las organizaciones gremiales responden a los que dicen sus bases. Los docentes no quieren ser elegidos a dedo ni por este gobierno ni por ningún otro", aseguró Nenna.
Según Nenna, el proyecto del macrismo "le da la potestad al actual jefe de gobierno (Mauricio Macri) de decidir ´este docente sí, este maestro no´. Esto tiene que ver con una cuestión ideológica que vincula a la educación como un servicio y no como un derecho social".
Por su parte, la presidenta de la Comisión de Educación, la legisladora del PRO Victoria Morales Gorleri, manifestó la necesidad de cambiar el actual sistema de Juntas de Clasificación "que no siempre designaba al mejor docente al frente de un aula".
"Es lógico que a los sindicatos les duela este cambio. La idea es que el Ejecutivo se reserve la facultad de implementar un sistema más transparente con un puntaje preestablecido para cada docente", dijo la legisladora.
Fuentes del PRO admitieron la posibilidad de que, en el caso que la propuesta suya no obtenga los votos necesarios para su sanción, puedan encolumnarse detrás del proyecto alternativo que elaboró Abrevaya.