jueves, 27 de octubre de 2011

Néstor no se enterró, SE SEMBRÓ"

"Todavía te lloro. Pero a medida que pasa el tiempo, el dolor se transforma en lucha y convicciones.
Mi queridísimo Néstor, te lloré como a un padre, y como a un padre voy a honrar tu lucha, tu legado y tu memoria.
Néstor no se enterró, SE SEMBRÓ"