sábado, 10 de marzo de 2012

Los números acompañan a la Presidenta Por Raúl Kollmann


A tres meses del nuevo mandato de CFK, un trabajo de Artemio López señala que la Presidenta tiene un 65,3 por ciento de imagen positiva y 58,2 de intención de voto. Macri tiene 37,8 y 13,6.

“A diferencia de algún otro colega, yo digo que la imagen positiva de Cristina Kirchner no sólo se mantiene, sino que la intención de voto crece un poquito por la forma en la que se sigue cayendo y desperdigando la oposición. CFK está en el 58 por ciento de los votos, que de todas maneras es su techo.” Artemio López presentó en esos términos su encuesta periódica, que se realiza a un día de que la Presidenta cumpla tres meses de su nuevo mandato. El titular de Equis hizo el sondeo en el área metropolitana y afirma que la estructura de voto y las motivaciones de voto no cambiaron para nada: alto consumo, baja en el desempleo, fuerte impacto de los planes sociales, actualización de jubilaciones, planes sociales y sueldos por encima de la inflación. “Esa es la base de la imagen y el voto de la Presidenta. Y eso no se movió.”
Las conclusiones surgen de la encuesta realizada por Equis en Capital Federal y Gran Buenos Aires. En total fueron consultadas, mediante entrevistas telefónicas, 800 personas, respetándose las proporciones en cuatro segmentos socioeconómicos: pobre por ingresos, nivel medio en riesgo, nivel medio no vulnerable, nivel medio-alto y alto.
–Da la impresión de que hay una caída de la imagen del Gobierno y de los votos del oficialismo a partir del accidente de Once, ¿es así? –le preguntó Página/12 a Artemio López
–Los mecanismos que llevaron al 54 por ciento obtenido por Cristina no han cambiado. Más allá de los climas que se crean a través de esos hechos, más en los medios que en la gente, las jubilaciones subieron más de un 35 por ciento, la Asignación Universal por Hijo, 22,7, y los primeros convenios están en un porcentaje parecido a este último. Yo no convalido los datos de inflación del Indec y tampoco los que da la oposición, que es del 22 por ciento. Y fíjese que esos aumentos a jubilaciones, asignación y salarios están incluso por encima de lo que dice la oposición. A esto agregue que por ahora sigue manteniéndose el consumo y que baja la desocupación. Para el ciudadano de a pie eso es lo que vale.
–¿Pero no impacta en imagen y voto la tragedia de Once?
–Nosotros preguntamos todo el tiempo sobre el servicio de ferrocarriles. Las opiniones son muy negativas. Lo eran antes de las elecciones de octubre y también ahora. Es como con los temas de inseguridad: siempre la gente es crítica. Pero eso no cambia ni la imagen del Gobierno ni el voto. Además, le aclaro algo fundamental: nadie rentabiliza políticamente una tragedia. Y el ciudadano común cree que no hay una figura de la oposición que pueda manejar mejor ni el subte ni el tren ni nada.
–Pero parece poco creíble que se mantenga la intención de voto de la Presidenta, incluso por arriba del 54 por ciento que consiguió en octubre.
–Hay un reacomodamiento de votantes, aparece Mauricio Macri en la escena nacional, toma votos de Hermes Binner, se desdibujó el Peronismo Federal, se desdibujó el radicalismo. De manera que no aparece nadie en la oposición en forma destacada. Le insisto en que nadie cree que lo que no puede resolver el gobierno nacional lo pueda resolver otro.
–¿No impacta la polémica sobre los subtes?
–No. Hay varios temas aquí. Primero, que buena parte de la composición de la muestra son ciudadanos del Gran Buenos Aires. Son pocos los que viajan en el subte. Segundo, incluso los de GBA que viajan en subte no son muy críticos. Son menos críticos que con el ferrocarril. Estoy convencido de que los temas centrales de las razones de voto no cambiaron y mientras no cambien, no creo que haya variaciones en la delantera que lleva Cristina. Pienso que la Presidenta está en su techo, no va a llegar al 60 por ciento de la intención de voto. Pero tampoco va a bajar significativamente, a menos que cambie la situación de fondo en los hogares.
raulkollmann@hotmail.com