domingo, 28 de noviembre de 2010

PRENSA CANALLA Clarín: Mirtha Legrand es buena y Federico Luppi un monstruo

PRENSA CANALLA

Clarín: Mirtha Legrand es buena y Federico Luppi un monstruo

El matutino de Noble-Magnetto replicó el último programa de “Almorzando con Mirtha Legrand” para lavar la imagen procesista de la conductora y acusar de golpeador, abusador y mal padre a Federico Luppi.

La foto de Astiz y Mirtha: sonrisas cruzadas...
Que la señora Mirtha Legrand se sacó una foto con el genocida Alfredo Astiz engañada y que el kirchnerista Federico Luppi es un golpeador que no reconoció a su hijo. Así de desmedida es la crónica anónima que Clarín publicó hoy en página 16 sobre el programa de ayer de “la Señora”, en medio de las peleas de Legrand con el kirchnerismo. 

Clarín salió hoy a defender a sus estrellas mediáticas y, por eso, publicó la mesa de Almorzando con Mirtha Legrand, donde la antigua diva invitó a periodistas para criticar al Gobierno, contar que su foto con el genocida Alfredo Astiz durante la dictadura fue producto de “una trampa” y difamar al actor Federico Luppi, con quien tuvo un contrapunto.

Clarín relata la noticia así: “Llegó el día en que Mirtha Legrand habló de su vínculo con la dictadura militar. ‘Me tendieron una trampa’, dijo ayer en relación a una foto que en esos años publicó la revista Gente, donde aparecía dándole la mano al ex marino y represor Alfredo Astiz. Mirtha, con la complicidad de Osvaldo Bazzán y el chimentero Luis Ventura, relató que durante un cumpleaños en un bar de la avenida Libertador, junto a su marido Daniel Tinayre, se le acercó Astiz y le dio la mano. “Yo se la tendí intuitivamente”, se excusó. “Apareció un fotógrafo y la foto apareció en la revista Gente. Yo me di cuenta de que caí en una trampa.”

Luego, el matutino de Noble-Magnetto publicó, sin chequear ninguna fuente, una denuncia que en la mesa del programa exhibió Ventura para tomar partida entre Legrand y Luppi, cuyo distanciamiento se agudizó por las opiniones diversas con respecto al Gobierno nacional y al proceso kirchnerista.

Transmite Clarín -con inocultable alegría- los dichos de Ventura sobre Luppi: “Es un personaje nefasto, un sinvergüenza, un golpeador (exhibió denuncias de la ex mujer de Luppi, la actriz Haydé Padilla) que no reconoció a su hijo ni le pasó jamás una cuota alimentaria”.

De este modo, con todas las armas que tiene a su alcance, Clarín da batalla en todos los frentes para golpear al Gobierno que puso en jaque su predominio comunicacional y económico.