lunes, 6 de diciembre de 2010

La foto de Morales Solá en el Operativo Independencia

JUNTO A ACDEL VILAS

La foto de Morales Solá en el Operativo Independencia

Miradas al Sur publicó una foto de Joaquín Morales Solá en pleno Operativo Independencia cuando trabajaba para Clarín. Allí habría estrechado una relación con Acdel Vilas; defensor confeso de la tortura y el exterminio físico de quienes consideraba sus enemigos.

La nota de Miradas al Sur, firmada por Eduardo Anguita, muestra la foto del actual columnista estrella de La Nación, en pleno Operativo Independencia.

"La fotografía que encabeza la portada de la edición de hoy de  Miradas al Sur es un documento inédito. Esta imagen nítida fue tomada a fines de 1975, en pleno desarrollo de la eliminación física de la militancia popular tucumana a manos del general Acdel Vilas, el jefe del Operativo Independencia y defensor confeso de la tortura y el exterminio físico de quienes consideraba sus enemigos. Vilas puso especial énfasis en la persecución de maestros, profesores, psicólogos y cualquiera que pudiera ser un ideólogo", dice Anguita en su nota.

"Esta foto, que fue guardada celosamente durante años por quien la registró, habría sido tomada en el lugar más escabroso del exterminio en Tucumán. En efecto, según dos fuentes calificadas, el edificio al cual va a ingresar la comitiva es la tenebrosa Escuelita de Famaillá, el principal centro de exterminio por entonces. Una tercera fuente calificada también consultada por  Miradas al Sur, considera, en cambio, que se trata de otro lugar de torturas y eliminación de detenidos, ubicado en las instalaciones del Ingenio Santa Lucía. Quedará en manos de la Justicia Federal tucumana definir el lugar y tratar de averiguar las circunstancias que llevaron a Morales Solá a acompañar al carnicero Vilas a un operativo.

El trabajo de los periodistas es buscar aquellos documentos que contribuyan a echar luz sobre lo actuado por personas e instituciones. También el de consultar fuentes confiables para orientar el esclarecimiento de la verdad. Lo que no puede ni debe hacer el periodismo es intentar reemplazar las actuaciones periciales que sí puede la Justicia.

Dicho esto, es preciso encuadrar lo que se vivía 35 años atrás en el llamado Jardín de la República", agrega en su edición, Miradas al Sur.