jueves, 9 de diciembre de 2010

PRENSA CANALLA LEER PARA CREER Clarín y el ignoto retrofuncionario "no creen" en megayacimientos

PRENSA CANALLA

LEER PARA CREER

Clarín y el ignoto retrofuncionario "no creen" en megayacimientos

A tono con la moda retro en los grandes medios, Clarín hace opinar a ex funcionarios sobre problemas de actualidad. Ahora le tocó al ex alfonsinista Gustavo Calleja, quien "no cree" en el descubrimiento de los megayacimientos de gas en Neuquén.

Clarín y un opinólogo del baúl de los recuerdso: Gustavo Calleja.
Gustavo Calleja fue subsecretario de Combustibles de Raúl Alfonsín. También quien a mediados de 2005 pretendió anticipar: “Vamos a tener crisis energética por mucho tiempo”. Según había dicho el ex funcionario alfonsinista, entonces a dos años de asumido el gobierno de Néstor Kirchner, “se está manteniendo el modelo que instauró Carlos Menem, con algunos parches”.

Advirtamos, antes que nada, que -más allá de todo juicio de valor- durante el gobierno de Raúl Alfonsín y de la gestión de Calleja comenzaron en la Argentina los "cortes programados" de electricidad, precisamente por una crónica falta de combustrible para generarla. Luego siguió con lo mismo Menem.

Ahora, Clarín lo saca del baúl de los recuerdos para opinar, en una columna de la edición de hoy, sobre el hallazgo del nuevo megayacimiento en Neuquén que permitirá producir entre 4 y 5 millones de metros cúbicos diarios de gas, un nivel similar al que la Argentina importa desde Bolivia. “Es un anuncio de gran impacto político, pero yo no les creo ni una palabra”, afirma.

¿Cuál sería, para él, la “prueba” que lo lleve a creer lo que le parece increíble? “Quiero ver cuál es la certificación de reservas que manda YPF a la SEC, la autoridad de la Bolsa de EEUU, cuando se trate el balance del 2010. Esa será la verdad”. En fin: él dice creer a la Bolsa de EEUU lo que no al gobierno argentino… Por ahí espera, para certificar definitivamente el asunto, que lo publique Wikileaks.

Según afirma, “lo que dicen los técnicos sobre los yacimientos de tight y shale gas en la Argentina es que son bastante pobres en comparación con los de EEUU y Canadá. Y eso hace que sean costosos para explorar y más aún para explotar”. ¿Qué técnicos? Lo ignoramos; estimamos que Calleja también, pues no lo ha publicado.

Lo que sí cree es “que todo este anuncio es sólo un paraguas para aumentar los precios, en beneficio de las petroleras y los gobiernos provinciales”. El mismo individuo que cinco años atrás afirmó que “vamos a tener crisis energética por mucho tiempo”, como cuando gobernaba Alfonsín y cotidianamente los argentinos debíamos sufrir cortes “programados” en los servicios esenciales, advierte ahora que “se escucharon en estas horas declaraciones grandilocuentes, como que ahora vamos a dejar de importar gas, que ahora tenemos reservas para 50 años. Pero no será así”.

Suponemos que el diario de Noble-Magnetto seguirá sacando opinólogos de la galera, especialmente del período alfonsinista porque -también suponemos- les dará algo de pudor (si algo les queda) hacerlo con aquellos que fueron artífices del menemato. Opinólogos que dicen saberlo todo, lo que pasa y lo que pasará, pero a quienes la historia ha hundido en el olvido, cuando no al ostracismo; a pesar deClarín.