martes, 11 de enero de 2011

MAGNETTO + FONTEVECCHIA= REVERENDOS HIJOS DE REMIL PUTA, EL LOCO SOS VOS FACHO!!!

PRENSA CANALLA

La "enfermedad" y la "familia", las herramientas de Perfil

Con el objetivo de desacreditar al Gobierno, Perfil se adentró en una nueva estrategia. La falta de ética se ve reflejada en un artículo que se mete con dos temas sensibles y que nada tienen que ver con la capacidad de un mandatario para estar al frente de un país.

Tal cual lo hizo en el 2005 cuando la revista Noticias publicó un artículo dando cuenta de la supuesta "bipolaridad" de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ahoraPerfil adelanta en su edición web un nuevo informe que parecería reeditar aquella discutible  y poco creíble investigación. Ahora el objetivo no es la mandataria, sino su hermana, que nada tiene que ver con la política. La acusan de estar enferma, de no mantener una relación con Cristina, y a Kirchner de haberla dejado al margen. Se meten en un campo familiar donde las internas se vuelven poco comprobables y además nada tienen que ver con la gestión que el kirchnerismo lleva adelante.

"Tras la muerte de Néstor Kirchner, la presidenta Cristina Fernández se acercó mucho más a su hermana Giselle, dos años menor que ella, quien comenzó a tener más protagonismo en su entorno", sostiene el artículo y agrega: "Sucede que a Giselle se le habrían detectado algunos problemas psiquiátricos que, sumado a una enfermedad hematológica, la llevó hace dos años a pedir licencia profesional (es médica) y acentuó su aislamiento".

Una vez más se utiliza el recurso del tiempo "condicional". Noticias sostiene: "El propio ex presidente habría ordenado, además, que los contratiempos de la salud de Gissele no trascendieran a la opinión pública. Pero después de su muerte, Giselle recuperó su estrecha relación con Cristina, a quien acompañó de cerca durante el velorio en la Casa Rosada y el sepelio en Río Gallegos. También la acompañó en Olivos durante las primeras semanas de su viudez y últimamente en la inauguración de su nueva casa en Río Gallegos en Navidad".

Luego describen la "supuesta" enfermedad de la hermana de Cristina y al pasar dejan entrever que la primera mandataria padecería de lo mismo. "Giselle es médica clínica y ejerció más de 26 años en el hospital Rossi de La Plata. En la familia tiene fama de poseer una personalidad tanto o más fuerte que la de su hermana mayor y, como a Cristina, también se le habrían  detectado problemas psiquiátricos ligados a la bipolaridad, una información que publicó el diario PERFIL en 2005. Durante los últimos dos años, para concentrarse en su cura, se mantuvo encerrada junto a su pareja, Jorge Citate, en la casa de su madre, Ofelia Wilhem, en Brandsen".

Una vez más ciertos sectores del periodismo utilizan herramientas que distan mucho de la ética profesional.