martes, 1 de febrero de 2011

Se habían amado tanto, YO NO LES CREO NADA A ESTOS ATORRANTES!!!

Se habían amado tanto

Luego de un fin de semana cargado de acusaciones entre CRA y Sociedad Rural de un lado, y Federación Agraria de otro, las entidades se reúnen hoy con la excusa del conflicto por el trigo. Buzzi no va.
 Por Raúl Dellatorre
Pese al esfuerzo de algunos integrantes de la Mesa de Enlace, como Carlos Garetto, por minimizar el grado de conflicto interno, la agrupación de entidades rurales llega al encuentro de hoy en un estado cercano a un cisma. En el último fin de semana se reiteró el cruce de acusaciones entre el ala más radicalizada de la derecha campestre (Sociedad Rural y CRA) y el sector que pretende conservar cierta identificación con la defensa de la participación del Estado (Federación Agraria). Desde las primeras, le imputan a Eduardo Buzzi defender exclusivamente “sus intereses en contra del interés general de los productores” (Mario Llambías en Neuquén), en referencia al respaldo a la intervención del Gobierno para facilitar la venta de trigo de la cooperativa Agricultores Federados a la industria molinera. Desde Federación Agraria, se respondió que “las entidades colegas se pasaron de la raya” (comunicado de ayer). Desde los alineados a uno y otro lado se escuchaban voces ayer sugiriendo la ruptura, algo que nunca antes había sucedido. Hoy, sin la presencia de Buzzi pero sí de su organización, se vuelve a reunir la Mesa de Enlace, supuestamente para evaluar los pasos a seguir en demanda de un precio pleno para el productor triguero. Pero la suerte inmediata de ese nucleamiento empresario pasó a ser el centro de atención.
El dirigente de Federación Agraria Omar Barchetta (vicepresidente 1º) dijo ayer del presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati: “Nos llamó poderosamente la atención la definición clasista que esgrimió, al sugerir implícitamente que los chacareros éramos hambreados esperando recibir un plato de sopa”. “Hay un creciente malestar entre los chacareros por estas actitudes, está habiendo serias descalificaciones hacia nuestros dirigentes y, por momentos, actitudes que rayan la falta de respeto”, señaló, tras lo cual apuntó que, pese a las diferencias históricas con otras organizaciones “que nunca ocultamos”, los representantes de FAA “exhibimos una tolerancia y un respeto ejemplar, nunca nos hemos pasado de la raya, como sí lo están haciendo por estas horas dirigentes de CRA y Sociedad Rural”.
Es poco probable que el conflicto se resuelva con un pedido de disculpas, ni parece estar en la intención de algunos pedirlas. Desde Carbap, organismo de base de CRA que alinea a los productores grandes y medianos de Buenos Aires y La Pampa, se reclamó un endurecimiento de las medidas de fuerza contra el Gobierno, tratando de poner a la Federación Agraria en un brete. Propuso “un nuevo cese de comercialización granario por tiempo determinado y progresivo a la brevedad y una movilización de productores con vehículos de trabajo el próximo 11 de marzo desde las distintas regiones a la Capital”.
El encuentro está previsto para esta tarde, en la sede porteña de CRA. Federación Agraria anticipó que irá, pero sin su principal dirigente, Eduardo Buzzi, que optó por no postergar sus vacaciones. Carlos Garetto, de Coninagro, con una visión optimista, expresó que “diferencias siempre hemos tenido” y que “lo importante es que siempre las hemos debatido, tanto las diferencias como las coincidencias”. Un punto de vista sin registro de lo que se decía ayer, tanto en las filas de CRA como en algunas filiales de FAA: “El acuerdo ya es insostenible”. No son pocos los que, a estas horas, evalúan si el costo de romper es tan alto como hasta hace un tiempo se suponía.