viernes, 13 de enero de 2012

VIDEO COMPROMETE A SOLDADOS YANQUIS Tu bandera mearé



VIDEO COMPROMETE A SOLDADOS YANQUIS

Tu bandera mearé

Un video que muestra a cuatro supuestos marines orinando sobre cadáveres de talibanes, que fue colgado en YouTube, desató este jueves un gran malestar en Afganistán y promesas de Washington de investigar el hecho.

Las explícitas imágenes, subidas en los últimos días al sitio en el que el mundo entero cuelga sus videos y observa los de los demás por alguien hasta ahora no identificado, provocaron una cadena de reacciones en internet que obligó al Pentágono y al Cuerpo de Marines -al que pertenecen los uniformes que en él pueden observarse- a condenar enfáticamente el hecho.

El video tiene el potencial de agravar más el fuerte sentimiento antiestadounidense en Afganistán y podría complicar esfuerzos de Washington de iniciar un proceso de reconciliación entre gobierno e insurgencia afganas y a su vez entre los rebeldes y Washington, antes del esperado retiro de las tropas extranjeras, en 2014.

El presidente estadounidense, Barack Obama, enviará este fin de semana a su representante para Afganistán y Pakistán, Marc Grossman, a hablar con el presidente afgano, Hamid Karzai, y con funcionarios de Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos y Turquía por las conversaciones con los talibanes.

Su meta inmediata será terminar de sellar un acuerdo para que los talibanes abran una oficina en el emirato de Qatar para llevar adelante el proceso, que podría incluir una participación de los talibanes en el gobierno afgano y una liberación de islamistas presos en la prisión de Guantánamo.

Pese a condenar las imágenes del video, un portavoz de los talibanes afganos, Zabihullah Muyahid, aseguró no obstante que su difusión "no perjudicará las conversaciones de paz ni el intercambio de prisioneros" entre Estados Unidos y los talibanes pues "de momento, sólo están en su fase preliminar".

El video muestra como un soldado graba a otros cuatro mientras orinan sobre tres cadáveres ensangrentados -presumiblemente pertenecientes a rebeldes talibanes- entre risas y comentarios obscenos tales como "dorada es esta ducha", chistes como "se están divirtiendo" o "buen día amigo".

Según la cadena estadounidense CNN, funcionarios del Pentágono encargados del caso consideran que el video es real y que los uniformes, armas y cascos que visten los cuatro soldados hacen presumir que se trata de una unidad de marines desplegada en Afganistán como parte de la misión de la OTAN en ese país (ISAF).

El secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, dijo en un comunicado que el comportamiento de los soldados es "totalmente deplorable" y que lo condena "en los términos más enérgicos posibles".

"He ordenado a la Infantería de Marines y al comandante de ISAF, el general John Allen, que investiguen plena e inmediatamente el incidente. Este comportamiento es totalmente inapropiado para los miembros del ejército de los Estados Unidos".

Sin embargo, las imágenes recuerdan varios otros episodios relativamente recientes de abusos por parte de tropas estadounidenses desplegadas en Irak y Afganistán, que desataron violentas protestas contra Washington en el mundo musulmán.

El más famoso es de la cárcel iraquí de Abu Ghraib, cerca de Bagdad, donde reclusos eran tratados como animales y brutalmente torturados por tropas estadounidenses que controlaban el penal.

La filtración de varias fotos de los abusos de Abu Ghraib permitió que 17 soldados norteamericanos fueran investigados y 11 condenados en consejos de guerra.

En 2009, otro grupo de soldados creó un escuadrón de la muerte en Afganistán que mató a tres civiles afganos y tomó fotos de los cadáveres como si fueran trofeos.

Las imágenes se emplearon como prueba en el juicio en el que el sargento Calvin Gibbs, que organizó las matanzas, fue declarado culpable y condenado a cadena perpetua.

Hoy, la ISAF condenó las acciones que se ven en el video de "inadecuadas", en un comunicado en el que subrayó que constituyen una "falta de respeto inexplicable", que "no es acorde con los altos estándares morales que se esperan de las fuerzas de la coalición".

Según la ISAF el hecho "fue cometido por un pequeño grupo de estadounidenses, que ya no estaría sirviendo en Afganistán", informó la agencia de noticias Europa Press.

En un comunicado, el presidente Karzai calificó de "inhumano" el acto y dijo estar "sumamente impresionado" por el abuso, que condenó "con la mayor firmeza posible".

Karzai pidió "expresamente" al gobierno estadounidense que "investigue urgentemente" el contenido de este video e "imponga el castigo más severo a las personas culpables de este crimen".

En este caso -que se produce días después de cumplirse 10 años de la apertura de la cárcel de Guantánamo, otro foco de desprestigio para Washington en su "guerra contra el terror"-, uno de los costos más importantes a pagar por el Pentágono serán las protestas y reacciones de ira por parte del mundo musulmán, según analistas.

Fuente: Télam