viernes, 17 de febrero de 2012

QUIEN ES EL FACHO DE RICARDO ANGOSO, QUE LE HIZO LA ENTREVISTA A VIDELA.

foto perfil.com
ricardo angoso reveló que accedió a la nota con el genocida por contactos con los militares argentinos

El entrevistador de Videla es un propagandista de la ultraderecha

Colabora con un grupo de estudios estratégicos sobre seguridad, ligado al Partido Popular. Define a Chávez como “sátrapa”, es un anticastrista recalcitrante y dice que Cristina es el “hazmerreír” del mundo con su reclamo por Malvinas.

Los medios hegemónicos de Buenos Aires parecen haber descubierto a su nuevo niño mimado. Español, nacido en Salamanca, responde al nombre de Ricardo Angoso. Es el autor de la entrevista al dictador Jorge Rafael Videla. Ayer, un día después de que el reportaje fuera reproducido en todos los medios del país, Angoso fue buscado por radios y sitios web de diarios. “Los periodistas tenemos que escuchar a todas las fuentes. Un periodista que toma partido por una posición pasa a ser un propagandista”, sentenció el español. Quería justificar su entrevista a Videla, condenado a perpetua por crímenes de lesa humanidad y procesado por el robo sistemático de bebés que llevaron adelante las Fuerzas Armadas.
 En las notas que le hicieron, y también a través de su cuenta personal en Twitter, Angoso contó cómo consiguió entrevistar a Videla, que está preso en la Unidad 34 del Servicio Penitenciario, ubicada en Campo de Mayo. “Llevaba entre siete y ocho meses detrás de Videla y por unos contactos con unos conocidos en el Ejército Argentino, una fuente militar, digamos, me facilitó el acceso a Campo de Mayo. Tardé dos meses para confirmarla”, reveló. 
  El periodista español, graduado en Sociología, no identificó cuáles eran esos contactos en el mundo castrense. Sin embargo, un repaso pormenorizado por su blog personal (www.iniciativaradical.org) como también por los sitios de Internet de la organización de derecha continental Unoamérica, lo muestran como un fogoso antichavista, anticastrista y, lo que ratifica una línea de conducta bastante coherente, como un entusiasta defensor de militares sentenciados por la justicia por delitos de lesa humanidad de América Latina.
Angoso también es colaborador habitual del Grupo de Estudios Estratégicos (GEES), un centro de estudios dedicado al “análisis de la seguridad internacional y la defensa” ligado al Partido Popular español. De hecho, entre 2004 y 2010 el ex presidente José María Aznar supo escribir con bastante regularidad para el GEES. Más cerca en el tiempo, otro de los columnistas frecuentes llegó a definir a los indignados españoles de la Puerta del Sol como una expresión del “ciberbolchevismo”.
El entrevistador de Videla tiene varios libros escritos sobre la guerra en los Balcanes, fue becario del Ministerio de Relaciones Exteriores de España y ha sido observador electoral para la Organización para la Seguridad en Europa (OSCE): ese rol le permitió integrar misiones internacionales que analizan la transparencia de los comicios en el Viejo Continente. 
Angoso no oculta sus simpatías con la jerarquía de la Iglesia Católica, claro que en su faceta más conservadora: en su blog se puede leer una entrevista suya al arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, quien le facilitó un título para la polémica: “Querer ser funcionario es una enfermedad social”. El arzobispo de Granada es un conocido antiabortista y ha instado a los fieles a “desobedecer las leyes” si estas se oponen a sus exigencias morales. El arzobispo, como otros jerarcas de la Iglesia española, es un promotor del culto a Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei y considerado santo por el Vaticano.
Aunque quiera despegarse de la definición de “propagandista”, Angoso no oculta sus simpatías derechistas a la hora de opinar sobre América Latina. A Fidel Castro, previsiblemente, lo llama “dinosaurio”. A Hugo Chávez le dice “sátrapa”, como aquellos gobernadores del extenso imperio persa de Darío. En el caso de la presidenta Cristina Fernández, el periodista español intenta la ironía, sobre todo al analizar su política ante el conflicto con Gran Bretaña por la soberanía de Malvinas. “Una de las virtudes de las que carece la presidenta argentina, junto con su torpe y diría que casi bisoña diplomacia, es la prudencia”, escribió en una nota. “La democracia argentina, a merced de las payasadas del matrimonio bufonesco de los Kirchner con los Chávez, Castro y el resto de la comparsa bolivariana, es el hazmerreír de medio mundo, por no decir del universo entero”, es el diagnóstico sesudo que hace sobre el reclamo de la Argentina por la militarización del Atlántico Sur y el apoyo que esa posición está consiguiendo en buena parte de América Latina. 
  Angoso aparece promovido como fuente de consulta en el portal de Internet de Unoamerica. Esa organización, en la Argentina, tiene entre sus portavoces al ex carapintada Jorge Mones Ruiz, quien fuera condenado por el levantamiento de Mohamed Alí Seineldín en 1990. Los contactos del entrevistador de Videla pueden adivinarse al repasar su blog: allí aparece, posteada por él mismo, una publicidad digital de las Víctimas del Terrorismo en la Argentina –la agrupación que tiene como  su cara más conocida a Cecilia Pando– en la que se convocaba a movilizarse a la Plaza San Martín, el 6 de octubre de 2008, pa ra “homenajear a las víctimas de la subversión”.
  Ayer, cuando lo entrevistaron desde el sitio web del diario Perfil, Angoso mostró su absoluta indiferencia con la causa de la usurpación de identidad y apropiación de niños por la dictadura. Cuando le preguntaron si había hablado con Videla de “la causa por el robo de bebés que lo llevó a la cárcel”, el español se limitó a contestar: “Los Derechos Humanos se trataron de forma genérica, no entramos en casos concretos.”