martes, 23 de noviembre de 2010

Advierten sobre intenciones de desplazar a Mujica en Uruguay

Advierten sobre intenciones de desplazar a Mujica en Uruguay
Presidente Pepe Mujica, de Uruguay

Montevideo, 22 Nov 2010 . - El director nacional de Trabajo de Uruguay, el ex dirigente sindical Luis Romero, advirtió hoy de las intenciones de "sectores de la derecha y empresariales" interesados en desplazar al presidente del país, José Mujica.

Romero puso como ejemplo declaraciones recientes de Pedro Bordaberry, senador y ex candidato presidencial del Partido Colorado, quien sugirió que Mujica se tome unas vacaciones para descansar en momentos que crece la conflictividad sindical en el país, citó DPA.

Esas declaraciones son "un atrevimiento" y "pasan los límites", dijo hoy Romero, que hizo un llamado para "salir a defender al gobierno" de Mujica, enfrentado a una ola de huelgas en sectores públicos y privados.

Según Romero, esta situación es consecuencia de que se juntaron estos días el debate sobre el presupuesto quinquenal del gobierno, los planes de reforma del Estado y la negociación salarial colectiva.

Para el funcionario uruguayo, que fue un influyente dirigente sindical en las décadas de 1980 y 1990, "hay una cuestión ideológica profunda en todo esto" y apuntó hacia sectores radicales de derecha, y también de izquierda, además de grupos empresariales.

Son sectores que "salen a dar manija" y que "complican la situación" sin aportar sugerencias positivas que contribuyan a solucionar los problemas. "Hay gente que ya está en campaña electoral y por lo tanto tiene clara motivación política", agregó.

"Creo que llegó la hora de salir a defender a este gobierno, con la gente, y evitar que los sectores más reaccionarios lo manden a descansar" al presidente, agregó.

Romero admitió que se han cometido algunos errores desde el 1 de marzo pasado cuando asumió la actual administración, por eso "hay que corregir lo que está mal y defender lo que se ha hecho bien" completó el ex dirigente sindical.

Uruguay inició hoy una semana durante la cual se producirán paralizaciones de servicios en la salud pública y privada, en servicios municipales de Montevideo, en bancos estatales, frigoríficos y controles del tráfico aéreo, entre otros sectores.

Romero dijo que el panorama "parece complicado" y que es motivo de preocupación del gobierno.