miércoles, 8 de diciembre de 2010

MAJUL PAYASO, HIJO DE REMIL PUTA, El telepático Majul y el deshoje de las margaritas


MAJUL PAYASO, HIJO DE REMIL PUTA

LA NACIÓN

El telepático Majul y el deshoje de las margaritas

Luis Majul, en La Nación de hoy, aventura que Cristina no sabría si presentarse a la reelección en 2011 porque, según él, si no lo hace queda bien y si lo hace -aunque gane- queda mal. También pone en boca de Néstor Kirchner lo que nadie le escuchó decir.

Hace un tiempo, Alfredo Leuco se ufanaba de poder leer –nadie sabe cómo- el pensamiento de Florencia Kirchner: “¿Qué pasa si Cristina acepta el ruego de su hija Florencia y se repliega a la vida familiar después de entregar el bastón de mando al futuro Jefe de Estado?”, se preguntaba o conjeturaba el hombre, sin ponerse colorado. Días después, el inefable Luis Majul hacía lo propio: “Personas que ignoran cómo funciona el peronismo sugirieron si no sería mejor para ella terminar el mandato y volver a su casa. Refugiarse en su familia y ‘devolver’ a sus hijos algo del tiempo que ‘les quitó’ mientras se dedicó a hacer política”, sostenía.

El incansable Majul vuelve sobre el tópico, en su columna de La Nación de hoy, y afirma muy suelto de cuerpo que “Cristina Fernández duda entre presentarse o no otra vez como candidata a presidente”. Esa duda presunta, sin embargo, “no sería a raíz del pedido de su hija Florencia, quien preferiría pasar más tiempo con una mamá normal”, dice Majul, “sino que correspondería a un mero cálculo político, a un asunto de lógica pura: la posibilidad de que, aun en el supuesto caso de lograr la reelección, su segunda presidencia se transforme en un calvario a partir del mismo instante en que empiece su segundo y último período”.

Luego, yendo más lejos, Luisito pone en palabras de un muerto lo que el muerto, obviamente, no puede retrucar ni desmentir. Ahora resulta que Néstor Kirchner habría dicho alguna vez: "La única manera de que Magnetto no me meta preso es que yo lo meta preso antes a él…" Como vemos, el delirio majuliano alcanza a esta altura una envergadura cósmica. O transfiere sus propios temores –o fantasías- a una realidad que su mente ha ficcionalizado hasta el paroxismo: Héctor Magnetto, el CEO del Grupo Clarín, es capaz –según Majul- de “meter preso” a un presidente, por qué no a un periodista díscolo… ¿Y luego achaca a Néstor de realizar una “construcción paranoica”…?

Más adelante, el conductor de La Cornisa (en cuyo borde intelectual suele estar parado) califica como “canto de sirena” las últimas encuestas que dan a Cristina un amplio margen sobre sus inmediatos seguidores. No obstante, reconoce: “si las elecciones fueran hoy, Cristina Fernández obtendría más del 30 por ciento de los votos, con más de 10 puntos de diferencia sobre Ricardo Alfonsín y todavía más lejos de Mauricio Macri. Estos números le permitirían ir a una segunda vuelta con muy altas posibilidades de ganar”. Sin embargo, ante esos números, la presidenta “no dio la más mínima muestra de su verdadero deseo” de presentarse por la reelección en 2011, afirma Majul. ¿Cómo lo sabe? Lee la mente de las personas, claro; como su amigo Leuco.

Casi al final, se hace dos preguntas: “¿Elegirá Cristina Fernández de Kirchner renunciar a su propia reelección para irse con una considerable imagen positiva, como lo hizo Ricardo Lagos en Chile, e intentará volver cuatro años después? ¿O sucumbirá a la tentación de continuar para mantener vivo el proyecto y las ambiciones de ella misma y las de sus seguidores, aun con el riesgo de perderlo todo al otro día de ganar la votación?” En apariencia, un disyuntiva de hierro… en la que se encierra el propio Majul y pretende encerrar a Cristina y al kirchnerismo: se va bien o se queda mal, a pesar de ganar…

Que use la telepatía y que nos desasne al respecto, ¿no?