viernes, 21 de enero de 2011

“No es un partido provincial”, AGUSTIN ROSSI

 ROSSI RECLAMO QUE EL PJ DE SANTA FE APOYE AL GOBIERNO NACIONAL

“No es un partido provincial”

El precandidato a gobernador de Santa Fe por el kirchnerismo reconoció que podría respaldar un pedido de intervención del PJ local si éste no apoya a la Presidenta. El titular del partido en la provincia descartó que se vaya a producir una intervención.
 Por Nicolás Lantos
Agustín Rossi, presidente de la bancada oficialista en la Cámara de Diputados y precandidato a gobernador de Santa Fe, reclamó a la conducción del Partido Justicialista de esa provincia que se alinee detrás de la presidenta Cristina Fernández “porque no es un partido provincial, es un partido que depende del PJ nacional, que tiene autonomía para definir alianzas en el marco electoral provincial pero no tiene autonomía para decidir las políticas nacionales”. En ese contexto, el Chivo no descartó respaldar un pedido de intervención sobre el PJ en ese distrito que realizó el Movimiento Evita de Santa Fe por el mismo motivo. Consultado por Página/12, el titular del partido en la provincia, Ricardo Spinozzi, también precandidato a gobernador, descartó esa posibilidad y llamó a “concentrarse en ganar la provincia”.
Durante un plenario con intendentes y dirigentes locales, Rossi sostuvo que “los peronistas de Santa Fe quieren un escenario de unidad, pero primariamente quieren construir un espacio político en la provincia que apoye al gobierno nacional”. Fue en un encuentro de su línea interna, el Movimiento Santafesino, que se llevó a cabo en la sede del Sadop de la capital provincial. “Mayoritariamente, los intendentes y presidentes comunales de la provincia de Santa Fe quieren trabajar en una propuesta que esté identificada claramente con la presidenta de la Nación”, aseguró.
En ese sentido, manifestó que la dirigencia del PJ provincial “tiene autonomía para definir alianzas en el marco electoral provincial pero no tiene autonomía para decidir las políticas nacionales”, por lo que en ese plano “tiene que hacer lo que diga el PJ a nivel nacional, que plantea el apoyo a Cristina Fernández”. El diputado aseveró que en este momento se vive una “situación irregular” que justifica el pedido de intervención que presentó el Movimiento Evita ante la conducción del PJ nacional.
“Es más un elemento de presión que una expresión formal”, reconocieron, de todas formas, desde esa organización política. El 5 de febrero se llevará a cabo un plenario partidario en el que todas las líneas internas presentarán sus proyectos y candidatos para las primarias obligatorias (el sistema electoral en Santa Fe es muy similar al que se implementará en las nacionales) y allí el kirchnerismo buscará alinear a todo el PJ detrás suyo. En caso de que no lo consigan, el plan es presentarse como Frente para la Victoria, por afuera de la estructura partidaria.
“El ámbito adecuado para manifestar estas posiciones es el congreso provincial del 5 de febrero”, salió al cruce el presidente del PJ santafesino, Ricardo Spinozzi. El dirigente, hombre de confianza de Carlos Reutemann y también precandidato a la gobernación, sostuvo en diálogo con este diario que “cuando el congreso nacional del PJ se reúna y fije una posición, Santa Fe va a adherir a esa estrategia, pero mientras tanto hay que concentrarse en ganar la provincia de Santa Fe”. Claro que los comicios provinciales son antes de que comience la campaña nacional, lo que da tiempo para afianzarse a nivel local manteniendo autonomía de la Casa Rosada.
Ir a competir con las otras líneas en la primaria “sería una hipocresía”, replicó Gerardo Rico, legislador y referente provincial del Evita. “Ahí vamos a terminar mezclados, en la misma lista, con los de Reutemann, con los de Macri, y eso es hipócrita –abundó–. Hay que ser claro ante la sociedad y el que nos quiera votar que nos vote sabiendo quiénes somos”. Y salió a responderles a los que piden unidad: “Ellos quieren unidad hacia adentro, para ganar, pero el PJ debe estar unido con Cristina. Y, en la provincia, eso significa alinearse con Rossi”.
Ayer, el Chivo Rossi dio señales de que va a moverse en ese sentido. “Creo que los peronistas de Santa Fe quieren un escenario de unidad, pero primariamente quieren construir un espacio político en la provincia que apoye al gobierno nacional”, dijo ante los dirigentes locales que lo apoyan. Y apuró a sus rivales internos: “Lo lógico sería que se tome ese camino, y si un dirigente del PJ de Santa Fe quiere estar con Duhalde o con Macri, que tome otro camino y que deje que el Partido Justicialista santafesino haga lo que tiene que hacer”.