viernes, 9 de diciembre de 2011

A 34 AÑOS DE SU DESAPARICIÓN, Homenaje al grupo de la Santa Cruz

homenajesantacruz_20111209.jpg

Las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, las monjas francesas y familiares de desaparecidos, conocidos como el grupo de la Iglesia de la Santa Cruz, fueron homenajeados con una misa en el templo religioso del barrio de San Cristóbal a 34 años de su desaparición.
El designado jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manuel Abal Medina, presente en el acto que se realizó en el patio de la iglesia llevó el "agradecimiento" de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a las Madres de Plaza de Mayo por la "lucha de siempre".
Estaban presentes Nora Cortiñas, Tati Almeida de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Alba Lanzillotto, de las Abuelas de Plaza de Mayo, el embajador de Francia, Jean-Pierre Asvazadourian y familiares directos de quienes fueron secuestrados el 8 de diciembre de 1977.
Abal Medina, que fue ovacionado por los presentes, señaló: "Traigo el acompañamiento y el cariño de nuestra Presidenta. Me pidió que les agradeciera la lucha desde siempre, sobre todo en tiempos difíciles cuando había que arriesgarse".
El cura de la iglesia, Carlos Sarracini, dijo que desde 1977 en ese templo católico "está unido" el Día de la Inmaculada Concepción, 8 de diciembre, con los secuestros y desaparición de quienes buscaban justicia y respuestas.
Frente a los presentes en el amplio patio donde se realizó la ceremonia, estaba la imagen de "la campesina de Nazareth" que recibió un aguayo, tejido tradicional andino en el que las mujeres llevan sus hijos, y el tradicional pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo.
El embajador francés, Jean-Pierre Asvazadourian quien dijo que asistía por tercera vez a ese lugar sostuvo que "el veredicto (que sentenció a cadena perpetua) honra a la Argentina" y puntualizó que la cuestión de los derechos humanos "es un eje de cooperación" entre ambos países.
Los familiares que hicieron uso de la palabra coincidieron en destacar la sentencia del pasado 26 de octubre que castigó con cadena perpetua a los militares represores cuyo símbolo saliente es el ex capitán de la Armada, Alfredo Astiz.
Con guitarra, charango y cajón peruano los discursos de los familiares se intercalaban con canciones que coreaban las 300 personas presentes en el acto homenaje "Memoria de los 12" secuestrados.
Luis Bianco, familiar, se quebró durante su discurso en el que aseguró vivir "sin rencor" por los que fueron "prepotentes en el ejercicio de la impunidad" a los que calificó de "muertos, mutantes, ilusos que pensaron que podían ganar a estas madres".
"Ellas y los 30 mil resultaron triunfadores en la lucha por la democracia, llegaron a ser indestructibles", dijo y agradeció al gobierno y "a los que luchan por la justicia" con los dedos en V.
En el marco del homenaje a las madres desaparecidas de la Iglesia de la Santa Cruz, Abal Medina agregó que en el nombre de la Presidenta "vengo a abrazarlas fuerte, y para siempre memoria verdad y justicia".
Por la mañana se realizó un acto en la plazoleta "Esther Ballestrino de Careaga" -una de las madres integrantes del grupo-, ubicada en Alberti y Cochabamba, debajo de la autopista, que fue recuperada y mejorada hace un año por miembros de la comunidad de Santa Cruz y familiares de los desaparecidos.
Aquel jueves 8 de diciembre de 1977 la mayor parte del grupo fue secuestrada en la misma iglesia de la Santa Cruz y otros fueron localizados en sus domicilios dos días después.
La Iglesia de la Santa Cruz fue declarada monumento nacional mediante un decreto firmado por la presidenta Cristina Kirchner en 2007, y allí descansan los restos de Careaga y Ponce de Bianco y de la monja Duquet, identificados 28 años después por el Equipo Argentino de Antropología Forense, luego de ser encontrados en el cementerio de General Lavalle como NN.
Fuente: Télam