jueves, 22 de diciembre de 2011

Eduardo Toniolli recordó las jornadas del 19 y 20 de Diciembre de 2001



Durante la sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, el diputado provincial del bloque Movimiento Evita - Frente para la Victoria Eduardo Toniolli recordó a las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 e hizo hincapié en la necesidad de juzgamiento de los responsables materiales y políticos de la represión policial desatada tanto a nivel nacional como provincial.

Durante su alocución, el diputado manifestó que "en diciembre de 2001 si hubo una crisis fue de gobernabilidad y del sistema político institucional, por eso una gran parte del pueblo argentino salió a decir 'que se vayan todos', no por vocación antipolítica, sino porque identificaba claramente que una fracción importante de la dirigencia política se había convertido en polea de transmisión de los intereses del poder económico", y agregó que "fue Néstor Kirchner quien mejor comprendió que para recuperar la gobernabilidad había que recuperar la autoridad presidencial en base a dar respuesta a las demandas insatisfechas del pueblo argentino, respondiendo a los intereses, los sueños y las expectativas de las mayorías populares".

Al finalizar, remarcó: "Hoy, a 10 años, podemos decir que -- aún habiendo deudas sin saldar- la Argentina cambió, y en parte porque hubo una voluntad explícita y probada de un sector de la dirigencia política, encabezado por Néstor Kirchner; pero también, y fundamentalmente, porque hubo un pueblo que salió a la calle a decir basta. Miles y miles de argentinos salimos a la calle para poner un freno al ajuste perpetuo y a la entrega nacional. Y entre esos argentinos y argentinas que pusieron el cuerpo para recuperar un horizonte de dignidad para nuestra patria, hubo 37 que dejaron su vida, entre ellos 9 santafesinos", a lo que agregó: "el mejor homenaje que podemos hacerle a esos 37 compatriotas es, por un lado, seguir exigiendo el esclarecimiento de esas muertes y la condena judicial de los responsables políticos y materiales --tanto en la esfera nacional como provincial-; y por el otro, seguir construyendo un Estado que les devuelva derechos, y fundamentalmente, dignidad a todos los argentinos.