lunes, 24 de enero de 2011

La Nación y Clarín se carterizan para dar la misma “noticia” contra el Indec

OTRA VEZ TODO NEGATIVO

La Nación y Clarín se carterizan para dar la misma “noticia” contra el Indec

Ambos matutinos ya no ocultan que trabajan en conjunto y hasta publican una nota idéntica. Pero como señala Miradas al Sur, los diarios de Mitre y de Magnetto silencian los elogios de los Nobel Krugman y Stiglitz sobre el país.
 
Que el diario de Mitre y el de Magnetto son socios, nadie lo pone en duda. No sólo están asociados en Papel Prensa y en la imputación que los llevó a ser investigados en la justicia platense por la apropiación de esa empresa durante la dictadura. Lo que sorprende es que ya ni se pongan de acuerdo para que la “carterización” de la información que realizan quede tan en evidencia.  El domingo, La Nación hizo tapa con un artículo de Oliver Galak en el que señala al Indec de haber “escondido” 80 puntos de inflación en cuatro años. Idéntica noticia publicó Clarín en su página 21, el mismo día, con la firma del periodista  Ismael Bermúdez. El título: “Desde que Moreno copó el Indec, se ‘borraron’ 80 puntos de inflación”. Claramente, ambos periodistas deben compartir la misma fuente, preocupada, por lo visto, por dar a conocer esos datos en ambos medios a la vez. Pero lo llamativo es que la “noticia” surge de la comparación estadística. No queda claro que haya sido de un informe privado específico, al menos no es lo que se destaca en los artículos.  ¿Pura casualidad?  ¿O carterización informativa? Hasta en la volanta coinciden: “Estadísticas manipuladas”, dice Galak desde La Nación; “La manipulación de las estadísticas oficiales...”, señala Bermúdez en Clarín. Más allá de esta “coincidencia”, durante el fin de semana las principales agendas de los medios gráficos nacionales estuvieron centradas en el enfoque de la economía argentina y la inseguridad. Clarín se empeña en intentar  instalar el déficit económico, y les dice a sus lectores que pierdan la esperanza de obtener una vivienda. Desde lo estrictamente político, en lo discursivo trata de establecer las dicotomías “kirchnerismo vs peronismo”, “Cristina vs Scioli”,  y ante la evidencia de encuestas favorables al gobierno nacional se plantea: “¿operativo clamor o de desesperación?”, justamente en un desesperado intento del diario de Noble y Magnetto para instalar falsamente que las perspectivas gubernamentales de cara a las elecciones de octubre vienen en baja. 
Clarín fustiga en tapa: “Un cambio estructural. Por primera vez en 20 años, el país tiene déficit petrolero”. Ya en la página 20 avisan: “No se prevén cambios”. Con la nota sobre vivienda en la página 46 no se queda atrás, con un título fuertemente negativo: “El sueño de la casa propia, cada vez más lejos de los argentinos”.  En el título, al modo de uso de la Mesa de Enlace en su conflicto con el gobierno, sobresale “los argentinos” como una inevitable analogía con “la mesa de los argentinos”, en alusión a algunos discursos presidenciales. En la nota se detallan las historias de tres familias para acceder a una vivienda, con párrafos del siguente tenor: “A los 60 años, Liliana ya perdió las esperanzas. Lo de ser propietaria –espera– quedará para sus hijos.” 
Una de sus principales espadas discursivas, Eduardo van der Kooy, en página 31, más que especular manifiesta una hipótesis que huele a expresión de deseos: “Hay aspectos de ese operativo clamor que no terminan de convencer. (…) El kirchnerismo puro necesitaría colocarle ahora mismo candado a esa discusión en el PJ cuando Cristina atraviesa un buen momento en la consideración social. Pero ese buen momento, luego de la muerte de Néstor Kirchner, parece haber rebotado contra un techo e iniciado su descenso (…). Salvo Scioli, el PJ no dispone de otro candidato para pelear con chances en octubre. El hipotético resurgimiento peronista podría condenar al kirchnerismo a un futuro espacio marginal y menor.” Van Der Kooy, claramente, trata de instalar que “peronismo” y “kirchnerismo” serían dos veredas enfrentadas, dejando de lado que hay un espacio político que contiene tanto a vastas corrientes del movimiento justicialista como a expresiones políticas, sociales, gremiales, de Derechos Humanos, que están fuera de él y que se manifiestan representadas por medidas llevadas adelante por este gobierno. A todas luces, la otra hipótesis que los medios hegemónicos tratan de colocar en la agenda a fuerza de repetición es que la imagen de la presidenta sufrirá un descenso en la opinión pública, de manera que el justicialismo tendría que recurrir a otro candidato, en principio Scioli.
En tanto, Miradas al Sur, desde su portada pone en la agenda artículos de dos premios Nobel de Economía, Joseph Stiglitz y Paul Krugman, en los que elogian la economía argentina frente a la crisis europea. Ambas  fueron publicadas el 16 de enero en el diario El País, de España, y son silenciadas y omitidas por los dos medios hegemónicos argentinos. “Mientras las economías de los principales países europeos siguen deprimidas y se debate cuán enfermo está el euro, Joseph Stiglitz y Paul Krugman ponen de ejemplo el camino argentino. Los artículos publicados una semana atrás por ambos economistas fueron silenciados por Clarín y La Nación, que pagan los derechos para reproducir esas notas (...). El silencio es un recurso de los grandes medios para tratar de manipular la agenda noticiosa”, expresa la nota firmada por el director Eduardo Anguita, que además analiza la posición política-ideológica del Grupo Prisa en la Argentina.