domingo, 3 de julio de 2011

Binner en el jardin


En una experiencia del tercer tipo, ayer ví a Binner junto a Morandini en TN, entrevistados por el boquiabierto TNembaum.

Una cosa se podría destacar para bien, (pero más o menos): Binner se quejó de que tuvo que viajar a Buenos Aires para que lo puedan ver en cierto sector de su provincia. Obviamente estaba diciendo que sólo el Grupo Clarín tenía llegada a esa zona. Se podría entender que está apoyando los motivos plausibles de la Ley de Medios y la desgracia de la hegemonía mediática del patrón de TNembaum. Pero no lo dijo con todas las palabras. Ni con pocas palabras. Ni siquiera sonó como una queja. Ni se le escapó una sonrisa pícara. Nada. Tan lavada fue la frase que TNembaum ni intentó zafar, prefirió hacer silencio apostando a que el público no registró la crítica. Binner es aburrido, como De La Rúa.

DIARIO REGISTRADO.Norma Morandini sufrió la guillotina con la primera pregunta: ¿qué opina sobre el aborto? Con el análisis del discurso al que nos tiene acostumbrados la producción de 678, ya entrevemos que Magnetto quiere hundir a Binner. No digo "no está dispuesto a apoyar a Binner", digo que lo quiere hundir. Porque su futuro (el de Magnetto) se juega en el próximo gobierno. Su esperanza es que pierda Cristina. Y como la oposición se atomiza y atomiza al voto, necesita hundir a todos los que compitan con Alfonsinito, cuya fórmula con 2 derechistas consiguió armar a su gusto. Así que, pregunta directa al muere: ¿Qué opina sobre el aborto?

La Morandini contesta una inmoralidad: "mis escritos me condenan". Está confesando que quisiera borrar todo lo que escribió en apoyo al aborto. Pero también, nobleza mafiosa obliga, reconoce que la tienen del pescuezo. Se pone a decir que está a favor del aborto, porque bla bla blá. Binner le retruca con el salto de una langosta. Se ven los labios de la Morandini, que dicen algo como "la puta madre, me estás retrucando a mí?

Binner dice que como médico que es, conoce el valor de la vida. O sea que está en contra del aborto. Empezamos bien Magnetto, pudiste poner una cuña entre candidatos cándidos.

Lo último que me acuerdo de este reportaje que al único que le reportó es a Magnetto (vía el agente TNembaum) es que después Binner citó a Borges. Una cita de Borges es un galón que se pone uno en la solapa. ¡Tiene tantos escritos Borges, de los cuales se pueden hacer citas! ¡Y son todas las citas tan inteligentes! Y no sólo escritos. De las cosas que decía Borges en las entrevistas se sacan jugosas sentencias, como una que me acuerdo: Si por la radio siguen insistiendo con el folklore, va a llegar al campo.

Pero héte aquí que Binner cita a Borges en una frase, que yo diría, parece ser de un ingeniero agrónomo, o peor, del jardinero Chauncey Gardener, de la película "Desde el jardín" ¿lo recuerdan? Bueno, la cita es "la planta crece".

¿Cuándo dijo Borges "la planta crece"?

¿Cómo pudo haber dicho Borges, "la planta crece"?

Y me puse a buscar en Internet. Y encontré que Borges efectivamente dijo : "la planta crece". Lo dijo en una conferencia en la Universidad de Belgrano, en medio de la siguiente reflexión que tiene que ver con el "tiempo", que era lo que a Borges le preocupaba filosóficamente.

Esta es la frase:
Cuando decimos: ‘La planta crece’, no queremos decir con esto que una planta chica sea reemplazada por una más grande. Queremos decir que esa planta se convierte en otra cosa. Es decir, la idea de permanencia en lo fugaz”.

Este Binner me parece que es la reencarnación de Chauncey Garder. Vean, si no, esta escena inolvidable de la película. Y acuérdense ¡LA PLANTA CRECE!