sábado, 11 de diciembre de 2010

EL GOBIERNO DE LA CIUDAD NO PUSO UN SOLO PESO EN LA TRANSFORMACIÓN DE LAS VILLAS Macri le quitó en 2010 $ 110 millones al presupuesto para la vivienda social

EL GOBIERNO DE LA CIUDAD NO PUSO UN SOLO PESO EN LA TRANSFORMACIÓN DE LAS VILLAS

Macri le quitó en 2010 $ 110 millones al presupuesto para la vivienda social

Publicado el 11 de Diciembre de 2010
Un informe revela que en los últimos años el dinero para las soluciones habitacionales se redujo a la mitad. Además, en los primeros nueve meses del año sólo se ejecutó el 18,2% del total. Las promesas del PRO quedaron en la nada.
 
El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en manos de Mauricio Macri, redujo este año en más de $ 110 millones el presupuesto que le destina a la vivienda social, pero no conforme con ello sólo utilizó, hasta el tercer trimestre, el 18,6% del total. Además Macri, quien ayer dijo en una conferencia de prensa que era necesario avanzar en la urbanización de las villas miserias, achicó a la tercera parte el dinero que se destina a los asentamientos urbanos.
Esta información se conoció unas horas después de las primeras muertes en el predio indoamericano (Villa Soldati), en el marco de una lucha social en búsqueda de una solución habitacional.
Un trabajo detallado sobre la ejecución presupuestaria que redactó la legisladora de la Ciudad de Buenos Aires, Rocío Sánchez Andía, revela que en los últimos años ha ido decreciendo el porcentaje total que se le dedica al Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), el órgano que tiene a su cargo las soluciones habitaciones para los sectores de menores recursos.
En 2006, la ciudad previó un presupuesto de $ 379 millones para el IVC, lo que equivalía al 5,1% del total. Sin embargo, a partir de 2007, año en el que el ingeniero Macri se hizo cargo del gobierno, la plata dirigida a la vivienda social empezó a caer estrepitosamente.
Ese año, el Instituto de la Vivienda recibió $ 333,2 millones, pero como la masa presupuestaria subió, sólo representó el 3,4%. Esta tendencia continuó en 2008, ya que si bien el dinero bruto aumentó a $ 484 millones, el porcentaje se redujo al 3,2%. Nada cambió en 2009. El dinero presupuestado para la vivienda social a través del IVC alcanzó los $ 519 millones, pero el porcentaje bajó al 3%.
Sin embargo, un problema grave se suscitó este año, cuando la partida prevista para el IVC se redujó de $ 519 a $ 409 millones. En otras palabras, Macri lo hizo: achicó a más de la mitad el presupuesto en vivienda social desde 2006 hasta la fecha. Pero eso no es todo. Y visto de esta manera, podría llamar a engaño, porque el dinero presupuestado no tiene nada que ver con el dinero finalmente invertido en el campo habitacional.
Hasta el tercer trimestre de este año, Macri sólo había ejecutado el 18,6% de los $ 409 millones asignados para educación. Es decir, que el gobierno de la ciudad invirtió
$ 76 millones. Con todo, ese no es el dato más grave. Dentro del dinero presupuestado para el IVC existe un sub-ítem dedicado a Reintegración, Integración y Transformación de Villas. Para este fin, el gobierno de la ciudad tenía previsto para 2010 desembolsos por  unos $ 35 millones, pero hasta septiembre no había puesto ni un peso. Lo mismo aconteció con el plan que prevé la rehabilitación del barrio de La Boca, uno de los sectores geográficos donde habitan segmentos medios y bajos de la población. 
“No sólo los números de ejecución del IVC son irrisorios (18,6% del total) sino que, de sus programas específicos, muchos no tienen ejecución alguna; o sea, estuvieron literalmente parados durante los primeros nueve meses del año”, denunció Rocío Sánchez. De esta manera, quedan en evidencia las dificultades que tiene Mauricio Macri para que su discurso público tenga en la práctica un correlato con lo que realiza su gobierno .