jueves, 16 de diciembre de 2010

Stornelli denunció “un plan organizado” para desestabilizar

EL FISCAL PIDIÓ INVESTIGAR LOS HECHOS OCURRIDOS EN VILLA SOLDATI

Stornelli denunció “un plan organizado” para desestabilizar

Publicado el 16 de Diciembre de 2010
Presentó un escrito ante el juez Oyarbide. Habla de una conspiración contra el Poder Ejecutivo.
 
El fiscal Carlos Stornelli denunció ayer ante el juez federal Norberto Oyarbide un “plan organizado de usurpación y despojo de bienes públicos del Estado” con la posible participación de punteros políticos de la ciudad y la provincia de Buenos Aires para desestabilizar al gobierno nacional. La presentación ocurrió un día después de que la presidenta Cristina Fernández asegurara que los incidentes ocurridos en Villa Soldati habían sido impulsados por sectores políticos. “Esto no se desmadró, se apadrinó”, dijo la mandataria.
Según expresa en el escrito que presentó en el juzgado 5, Stornelli evaluó que los hechos podrían haber contado “con la existencia de una organización de cómplices e instigadores que podrían haber importado actos organizados de sedición”. En ese contexto, hizo referencia a un “plan de usurpación y despojo de bienes públicos al Estado” y se preguntó si “tuvieron por objetivo directo la concesión por parte de los poderes del Estado de decisiones a su favor y con la intención de desestabilizar al Poder Ejecutivo”.
En su presentación, el ex ministro de Seguridad bonaerense pidió que se investigue la “existencia de cómplices y encubridores de quienes tomaron directa intervención en los hechos, como así también quiénes conspiraron contra los poderes del Estado teniendo en miras los fines expuestos”.
La denuncia incluye la mención a la utilización de armas, a las tres personas muertas y a los heridos. Además, contiene información en relación a los demás predios que intentaron ser tomados en Quilmes, La Matanza, Barracas y Lugano.
También hace referencia a declaraciones en ese sentido de diferentes políticos, así como del jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, y de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.
“Las irrefutables pruebas que surgen de las vistas fílmicas y fotográficas importan a la promoción de una investigación penal tendiente a esclarecer los gravísimos eventos acontecidos”, dijo el fiscal.